Cuando el destino trabaja como destino

 Desde que tengo memoria, me ha gustado planear cada una de las cosas que me pasan, pero siempre, el destino me dice "todavía no", "no te tocaba", "aguanta vara", e infinidad de otras frases que me tengo que repetir a mi misma para no sentirme triste o bajoneada cuando sucede algo que no tenía planeado.

Hace ya un mes, que me quedé desempleada, y era algo que yo no quería ni buscaba, me esforcé todos los días desde mi primer día de trabajo en el lugar, y se notó y me felicitaron y etc etc, pero no me sirvió de nada porque al final los que autorizan más tiempo de trabajo pues no más no han firmado. 

Hoy me siento mal y triste, porque esperaba pasar estas fechas estable como tanto me gusta estar, y es que, por qué tiene que ser tan difícil, por qué tiene que haber tanto problema para todo, o sea, por qué no pueden decir "ella trabaja bien, déjenla aquí". La verdad es que hoy desperté, con el día nublado, y no solo el cielo está nublado, yo me siento nublada, no tengo ganas de nada y de igual manera tengo que sacar todo adelante porque sino aquí me voy a estancar. 

Son tantos los cambios que ni siquiera sé por donde empezar, yo quisiera abarcar todos los lugares posibles pero no puedo, tampoco puedo aventarme a todo porque no tengo los medios capitales para lograrlo, la presión de amigas y familia no es la más divertida y animadora del mundo, tenía mucho sin sentirme así, sin rumbo....

Quisiera que me hablaran y me dijeran "ya está firmado tu contrato y en Enero tendrás tu nombramiento", "te depositan en esta semana el bono que tanto te mereces", y sobre todo, "Estate tranquila tu aguinaldo llegará completo junto con tus otros bonos".

A veces me canso en el intento de manifestar, pero espero se cumpla pronto todo esto, para pasar un feliz cumpleaños de verdad feliz.

0 comentários